viernes, 11 de octubre de 2013

Agustín Prades-Pura magia.



MÁS QUE RADIO(Por Rosama Hevia)

Yo pongo el tedio, él la viveza.   
Yo mi cansancio, él la tregua.
Yo el desaliento, él la agudeza.
Yo la aridez, él agua fresca.       
Al compás de su voz rebosa de vida mi mañana lenta,
y canjeo  el dolor por la sonrisa abierta.


No es un brote de amor, es que hoy me siento más tarada que nunca. Vamos,  que tengo la taradez a flor de piel.

Las mañanas son  mi ensayo de vida.  Me levanto reploff y no soy persona física hasta mucho después. Mucho.  ¡Con decir  que hasta las diez disfruto de la consideración jurídica de los nasciturus!  Y es que tardo en nacer cada mañana.

Para esta contingencia mañanera  yo contaba hasta ahora con mi dosis de pradescaína. Era mi modus vivendi. Agua de mar y café vía oral.  Pradescaína,  en grandes dosis,  a ser posible de diez a una, vía wifi directo al corazón. 

El Club de la música no era  sólo un programa de  música, porque Agustín Prades dirigía su propia orquesta… la audiencia.  Tarada, sí, pero audiencia activa.  
Convertía el programa  en ese momento en el que  el director de orquesta se vuelve para dirigir a un público que aplaude al compás de La marcha Radetzky.  
Como Luis Cobos noooo, que Agus es un profesional  brillante.

Agustín Prades se parece a… sí mismo.  La naturalidad es su sello. 

Con natural pasión nos acercaba la música y,¡qué capacidad la suya para extraer  la sonoridad de su “tarada  orquesta”!  Es el Karajan de las ondas.  Pura magia de comunicación orquestal. 

Ahora la vida, juguetona ella, trastoca nuestros planes.  Hoy he puesto la radio, me falta su cálida voz en la mañana. Estoy felizmente triste  pues  permanece  lo más asombroso que logró con su “magia”:  
Un ramillete de personas maravillosas e increíbles. “Las taradas de sus higadillos”, como él nos llama, incluye a hombres, mujeres (por abrumadora mayoría, de ahí que el apelativo esté en femenino), y niños.   A todos les doy las gracias por despertar mi sonrisa cada mañana, por facilitarme la tarea de ser feliz pase lo que pase.

Y sobre todo, GRACIAS  Agus  que nos has dado tanto…  Por contagiarnos de  alegría aún en tus días más amargos.
  
Y ahora  disfruta,  porque, unas puertas se cierran y otras se abren para  que entre a raudales  lo que necesitas de verdad.  
La vida te empuja en otra dirección porque lo mejor llegará por otro camino. Sólo deseo que cuando llegue, nos encontremos para poder celebrarlo. Mientras tanto, seguiremos en contacto,festejando  cada día el regalo de habernos conocido. 

Hoy somos nosotras quienes ponemos banda sonora a tu día, entretanto, te esperamos siempre en tu terraza ibicenca.



video

TARADAS DE MIS HIGADILLOS (Por Lys Ibanez)


Si al leer esas palabras no has podido evitar sonreír evocando gratos recuerdos… entonces sin duda perteneces al “selecto” grupo de radioamigas/os que recibía a diario con cariño ese sorprendente apelativo.

Si no lo eres, te contaré una historia sobre un locutor de radio, que era mucho más que eso. Un espíritu libre y altruista que cada mañana a las diez en punto, empezaba  su programa desde la mesa de una cafetería, con un presupuesto más que exiguo, pero con ilimitadas dosis de genio, ingenio, buen humor y locuacidad. Un profesional como la copa de un pino, multitarea, que no tenía remilgos a la hora de ponerse a nuestra altura (me incluyo con orgullo entre las “taradas de sus higadillos”, pues, aunque debido a mi horario laboral no tuve el privilegio de escucharle con regularidad, las contadas veces que disfrute de su… arte, que no trabajo… dejaron un recuerdo imborrable en mi mente, y una sonrisa perenne en mi alma) participando de conversaciones, discusiones, tertulias y diálogos… a veces serios, a veces de los llamados “de besugo”, tanto desde las ondas, como a través de su grupo en Facebook. Porque Agustín Prades (Agus para los amigos) es tan cercano, tan amable y tan paciente… que accedió a formar parte de y a participar en el grupo que creó en su honor una de las “de los higadillos” El grupo en cuestión es “Atrapados por la magia radiofónica de Agustín Prades.”
Esta no es la historia de Agustín Prades…  tan solo un capítulo de la misma, el que decidió compartir con nosotras al conquistarnos a golpe de “magia” con su programa. Las circunstancias cambian y el capítulo se ha cerrado. Ya no escucharemos su aterciopelada voz ni sus contagiosas carcajadas, al menos de momento, al menos en Ibiza Blue Radio.  El tiempo dirá si su presencia en nuestras vidas se mantiene, pero incluso en el peor de los casos… si no fuese así, Agus es de las personas que al partir, dejan un recuerdo dulce en el alma. MIL GRACIAS POR TODO, AGUS… NOS LEEMOS EN EL FACEBOOK Y ESPERO QUE PRONTO TE ESCUCHEMOS DE NUEVO DESDE LAS ONDAS. Un abrazo! 

ME GUSTA (Por Sara Gómez Mendiguchía).

Aún los rayos del sol no calientan
pero ya estoy despierta
tres horas y media para las diez...
Hora mágica de lunes a viernes,
las agujas del reloj no quieren caminar.
Yo ansío escuchar una voz,
leer un mensaje.
La luz ,timidamente,
empieza a llenar las estancias.
Gasto el tiempo entre cafes y quehaceres.
Por fin la hora mágica llega,
la voz llena la sala.
Dejo todo y escucho atenta,
nada más existe,
solo mensajes, solo buenos días.

Sí querido Agustín de mis higadillos, así es la espera, así ha sido durante meses. He disfrutado cada uno de los programas, siempre pedías nuestra participación porque una radio así no podía existir sin nosotr@s. Pues te diré que no seria posible con otro locutor, tu has aceptado nuestras locuras,
has expuesto nuestros comentarios acertados o no, has respondido a cada uno de nuestros mensajes. Tu sentido del humor, tu humanidad, tu altruismo...en definitiva, la gran persona que eres nos ha llegado al corazón. Lo reconozco me has conquistado.
Y sí lo voy a decir alto y claro ME GUSTA.


La vida cambia  se transforma y nos da nuevas oportunidades, ahora tienes el horizonte a tus pies, camina y encuentra aquello que deseas.