miércoles, 27 de febrero de 2013

Del baño al apaño.

Batallando sin prisa. Parte I

Si yo estoy BIEN, TODO está bien, o ya me ocuparé de que lo esté.

En lo que respecta a ESTAR BIEN  hay mucho que decir y no es fácil de explicar. ¿Estoy bien? ¿Comparándome  con quién? ¿Comparándome con qué? 
Estar bien no depende de la ausencia de dolor, no depende de estar libre de problemas.  No depende de lo que me pasa, ni de mis circunstancias, ni de mis realidades. 

Cómo decía Ortega y Gasset; -yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo-.