lunes, 8 de septiembre de 2014

La Guardia Civil de Tráfico; de carne y hueso.

Batallando sin prisa. Parte XXIV

Me acabo de acordar de que en noviembre dejé pendiente el tema de mis percances con la Guardia Civil de Tráfico (en adelante GCT). ¡No sé cómo se me ha podido olvidar! En realidad, lo que no sé es cómo me he vuelto a acordar.  

Es que todos mis encuentros con la GCT han sido memorables. Escasos, pero intensos. ¡Cómo serán que no los he olvidado, con lo que soy yo!