miércoles, 18 de junio de 2014

Del cortacésped al résped no hay más que un paso.

Batallando sin prisa. Parte XX


Del cortacésped al résped


Un huerto de albos azahares
es todo el tesoro mío;
un alma experta en cantares,
una choza entre cañares
y a la orillica del río.
          (Miguel Hernández)

¡¡JÁ!!