sábado, 5 de julio de 2014

Cuando la dicha viaja apretujada en el vagón de cola.


La dicha viaja apretujada en el vagón de cola
y la madeja de los sueños se enmaraña toda.
La espera es incierta, se demora,
se dilata la noche y no emerge la aurora.