martes, 19 de agosto de 2014

No se relaje, esto es un masaje.

 Batallando sin prisa. Parte XXII

Desde que tengo uso de razón, me han estado dando masajes. Todo el tiempo no, claro. Ha habido períodos de descanso.

Eso del uso de razón a mí me crea unos problemas metafísicos que “paqué”. Porque, si tengo uso de razón, ¿por qué nunca me la dan? ¿Qué es, que  si me la dan, se quedan sin ella?  Si hago mucho uso de razón, ¿se gasta? Si la gasto, ¿he perdido la razón? ¿Por qué a los locos hay que darles la razón, si la van a perder?